Blog

Los embarazos en los perros pueden ser difíciles de detectar. Un dueño responsable debe conocer los signos y síntomas del embarazo para garantizar una atención sanitaria adecuada. La forma más precisa para desvelar si tu perra está embarazada es ir al veterinario ya que un simple análisis de sangre y una ecografía te dará la respuesta.

 

Una de las maneras de saber si tu perra está embarazada es prestar atención a su apetito. Si observas que en las últimas semanas tu perro no tiene apenas apetito y come muy pocas cantidades, puede ser que esté embarazada. Si sospechas que este es el caso, llévala de inmediato al veterinario para que ausculte a tu animal y le haga un seguimiento exhaustivo de su embarazo.

 

El cuerpo de las perras también experimentan cambios visibles que puedes detectar observando algunas zonas como, por ejemplo, las mamas. Si detectas que están hinchadas o más grandes de lo normal, puede ser que tu perra esté embarazada ya que el cuerpo del animal se predispone a amamantar a las crías con la leche materna.

 

Otra manera de saber si tu perra está embarazada es prestar atención en el comportamiento que muestra. Si habitualmente es una perra muy activa, juguetona e inquieta y, ahora, detectas que está más parada, cansada y estática puede ser que esté embarazada. De todas maneras, es aconsejable que si ves un cambio de comportamiento en tu animal, acudas al médico pues puede estar padeciendo alguna enfermedad.

 

Comprueba el tamaño de la barriga de tu perra para ver si está más abultado o o hinchado. Este síntoma se produce en la mitad del embarazo, puedes incluso ser capaz de sentir, presionando con suavidad la tripa, los cachorros.

 

Busca señales de "nidos", forma en que tu perra se prepara para el nacimiento y la atención posterior de los cachorros; puede arañar el suelo o las mantas como para dejarlos mullidos. El proceso de gestación en las perras dura dos meses tras la monta y, cuando se acerca el momento de parir, es cuando la perra empieza a buscar el lugar ideal para tener a sus cachorros.

 

Si tu perra está embarazada, debes tener en cuenta una serie de cuidados específicos que garantizarán la salud tanto de ella como de sus crías. Por ejemplo, debes extremar el cuidado de la alimentación de una perra embarazada así como tener cuidados especiales en su trato diario: sacarla a hacer ejercicio, darle mucho cariño y visitar al veterinario de manera frecuente. 

 

Consejos

Busca atención médica de un veterinario lo antes posible en el embarazo. Tu veterinario puede dar el mejor consejo para alimentar y cuidar a una perra embarazada.

Si tu perra parece estar enferma y no estás seguro si está embarazada, llévala al veterinario tan pronto como sea posible. Apatía y falta de hambre pueden significar otros problemas.

 

 

http://animales.uncomo.com/ 

Скачать шаблон для Joomla 3.4.
Скачать шаблон для Joomla 3.4.