Blog
Los animales con los que convivimos pueden albergar parásitos tanto externos como internos. Por eso es muy recomendable que periódicamente desparasitemos a nuestros animales con los productos adecuados. A continuación haré una breve descripción de los parásitos más comunes en animales de compañía. PARÁSITOS INTERNOS Estos parásitos como su nombre indica viven en el interior del cuerpo. Aunque pueden tener otras localizaciones, principalmente los encontramos en los intestinos. Se pueden dividir en 2 grupos: Vermes Planos o Cestodos: También se conocen con el nombre de Tenias. Entre las más comunes tenemos: Dipylidum caninum, Taenia hydatigena, Echinococcus granulosus… Vermes Redondos: Trichuris, Strongylus, Ascaris, Toxocara, Ancylostoma… Los animales parasitados pueden mostrar o no síntomas de enfermedad. En el caso de cachorritos muy parasitados, éstos pueden provocar graves diarreas, carencias nutritivas, nerviosismo, etc… además de ser un foco de contagio para otros animales y personas. Los huevos de estos parásitos son eliminados con las heces del animal y es por esta vía por la que pueden contagiar al ser humano. De estos parásitos quizás el que más problemas de salud puede causar es el Echinococcus granulosus. El perro o gato albergan el parásito adulto sin que le produzca ninguna alternación. Sin embargo los huevos que eliminan por las heces pueden ser ingeridos por los humanos o por otros animales herbívoros y en éstos la larva liberada de esos huevos se enquista en forma de “Quistes Hidatídicos” en diferentes localizaciones, pero más específicamente en el hígado donde pueden producir graves trastornos. A su vez, el perro o gato se contagian ingiriendo vísceras de animales con esos quistes hidatídicos (ovejas, cabras…) De ahí la gran importancia de la desparasitación interna en nuestros animales de compañía sobretodo si conviven con niños pequeños, los cuales suelen jugar en el suelo, en la tierra, y a veces no se lavan las manos antes de meterlas en la boca. Actualmente hay en el mercado diferentes productos destinados a este fin. Consulte con su veterinario. PARÁSITOS EXTERNOS Como su nombre indica estos parásitos viven en el exterior del cuerpo. En perros y gatos los que más nos preocupan son: las pulgas, las garrapatas y los mosquitos. Veamos porqué. Las pulgas además de ser molestas para el animal, también pueden “picar” a las personas, en las cuales producen unos granitos muy pruriginosos. Además en animales alérgicos a la picadura de pulga pueden provocar graves problemas de dermatitis difícil de controlar en algunos casos. Las pulgas no siempre se encuentran en el animal. Muchas veces las podemos encontrar en grietas, alfombras, moquetas, en el sofá, en la cama….. y saltan al animal o a la persona para alimentarse( de sangre). Además cada pulga adulta pone al dia cientos de huevos que al cabo de un tiempo se transforman en nuevas pulgas. Podemos encontrarlas en cualquier época del año. El tratamiento frente a una infestación por pulgas se puede hacer desde 3 frentes:
  • Antiparasitario externo. En forma de spray, pipetas, champú, etc… para eliminar las pulgas del animal.
  • Desinfección del entorno del animal: se aconseja aspirar toda la casa, incidiendo en las alfombras, rincones, en los sofás, etc… y a continuación utilizar un antiparasitario ambiental de venta en tiendas de animales y clínicas veterinarias.
  • Administrar 1 vez al mes via oral un producto destinado a inhibir el crecimiento del parásito. Esta sustancia al ser ingerida por el animal, pasa a la sangre y a su vez al ser ingerida por la pulga adulta hace que ésta no se pueda reproducir.
  • Скачать шаблон для Joomla 3.4.
    Скачать шаблон для Joomla 3.4.